septiembre 26, 2020

Inauguran Murales por los 50 Años de Saraperos

En en el marco de los festejos del 443 Aniversario de Saltillo, fueron inaugurados los Murales “Almas con Rostro”, un homenaje a jugadores, managers, coaches y personajes de Saraperos en sus 50 Años de Historia.

En este Mural Conmemorativo de 50 Años de Historia de Saraperos, se reconoce la trayectoria de todos los jugadores, coaches y managers que han trascendido en esta organización con su entrega, pasión y triunfos en el terreno de juego, de la mano de 3 Campeonatos, además de consolidar la presencia del equipo 32 ocasiones en Play Off a lo largo de 50 años, así como 17 Finales de Zona y 8 Series Finales.

Este año, Saraperos cumple 50 Años ininterrumpidos en la Liga Mexicana de Beisbol, por lo que se les rinde tributo en dos murales ubicados debajo del puente en los boulevares Luis Echeverria esquina con J. Mery.

La inauguración de este evento corrió a cargo de autoridades del Gobierno de Municipa de Saltillo, encabezados por Carlos Robles Loustanau, Secretario del Ayudantamiento de Saltillo, acompañado por Iván Márquez, Director del Instituto Municipal de la Cultura; junto a Gerardo Quezada Frías, Director General de Saraperos; Roberto Magdaleno Ramírez, Director Deportivo; como invitado especial Orlando Sánchez, histórico Manager Bicampeón en 2009 y 2010 e integrantes de la Escuela de Artes Plásticas “Rubén Herrera” de la Universidad Autónoma de Coahuila, quienes pintaron dichos murales, donde aparecen personajes que fueron descritos por Gerardo Quezada, Director General de Saraperos, como a continuación sigue:

A partir de 1970 se empezaron a escribir páginas memorables de la novena saltillense, con un equipo competitivo desde su nacimiento, siempre en busca de los primeros lugares, una de las piezas claves para consolidar este proyecto, fue Tomás “Sargento Metralla” Herrera, que apoyó la iniciativa ante la Liga y asumió el cargo de Gerente del equipo y Manager, al grado de aparecer de inmediato en las Series Finales de 1971 y 1972, con una poderosa maquinaria, que se convierte en el “Dragón del Norte”, por su espíritu combativo y su estilo de juego aguerrido.

En los años setentas trascendental la labor de Tomás Herrera al frente del equipo, con un gran liderazgo y carácter; junto a las trayectorias de Guadalupe “Lupe” Chávez, primer jugador en la historia de Saraperos; Miguel Solís, uno de los abridores más dominantes en la historia del beisbol mexicano, líder de aperturas, victorias, juegos completos, blanqueadas y ponches de la franquicia.

También lucieron Gregorio Luque, gran receptor del equipo, quien fuera Manager del equipo en 1980 donde consiguió el primer Campeonato; Juan Navarrete, otro de los grandes ídolos de la afición saltillense, líder histórico del club en hits, carreras anotadas y bases robadas y el cubano Andrés Ayón, pitcher dominante que lanzó el primer juego sin hit ni carrera en Saraperos.

En los ochentas, aparecieron figuras de la talla de Héctor Espino, el más grande pelotero mexicano en la LMB, quien defendió la franela de Saraperos en 1980, año en que se erigieron como Campeones.

También surgieron el cañonero Vinicio Castilla, el máximo cañonero mexicano en Grandes Ligas, quien jugó con Saltillo de 1987 a 1989, antes de triunfar en las mayores por 16 temporadas, junto con un serpentinero que hizo historia en Saraperos, Armando Reynoso, lanzador derecho dominante en su época, poseedor de juego sin hit ni carrera, campeón del circuito con 20 victorias en 1990, antes de brillar 12 campañas en Estados Unidos.

Otro gran jardinero de Saraperos fue Eduardo Torres, el primer Novato del Año de Saraperos, quien ganó dicha distinción en 1986 y destacó con Saltillo en 12 calendarios y Mención Especial para el legendario coach Francisco “Carretas” Pérez, parte del cuerpo técnico del Sarape por 35 años seguidos.

Para los años noventas, se forjó una gran generación encabezada por el manager Derek Bryant, quien compartió el terreno de juego con peloteros de la talla del ex ligamayorista Luis Ignacio “Chicote” Ayala, líder de salvados del club; el gran primer bate José de Jesús Muñoz, robador de base por excelencia; un jugador muy completo como fue Jayson Bass y otro gran ídolo de la afición Jesús Cota.

A principios del 2000, lucieron también cañoneros de la talla de Eduardo Jiménez, el máximo jonronero en la historia del equipo; Refugio “Cuco Cervantes y el legendario capitán de la nave verde Noé Muñoz.

El histórico Bicampeonato llegó en 2009 y 2010, de la mano del manager Orlando Sánchez, quien junto con Cuco Cervantes y Noé Muñoz, se hizo acompañar de figuras como Jonathan “Becerro de Oro” Aceves y José Mercedes, quienes fueron fundamentales para esa gran hazaña. Ya para el 2014 llegó Luis “Vampiro” Borges, el máximo embajador de la labor social del sarape.

La Nueva Era de Saraperos está liderada por Manny Rodríguez, pelotero que fue parte de histórico Bicampeonato, quien se acompaña por peloteros como Juan “Supermán Pérez, Raúl Zoe Carrillo y Mario Meza, quienes son parte de la renovación saltillense, de regreso al protagonismo, a los primeros lugares y en busca de más Campeonatos.

MURAL CON CARICATURAS DEL ILUSTRADOR JAMES

En este evento, el Municipio de Saltillo y Saraperos presentan también un mural basado en ilustraciones del maestro JAMES, caricaturista del Periódico Vanguardia, quien dibujó a 15 personajes legendarios de Saraperos para el libro “50 Años de una Gran Historia”, en esta ocasión representados en este mural por 5 leyendas, Tomás “Sargento Metralla” Herrera, primer Gerente y Manager del equipo; Guadalupe “Lupe Chávez, primer jugador en la historia de Saraperos; Miguel Solís, el más grande lanzador en la historia del club; el histórico manager Bicampeón Orlando Sánchez y Kike Conejo, la mascota más altruista de toda la Liga Mexicana de Beisbol.